Círculo de Mujeres por Leslie Power viernes 2 septiembre 5 pm #maternidad #crianza #apego #trabajo #sombras #sexualidad

Destacado

Etiquetas

, , , , ,

Ha llegado el momento de un nuevo Círculo de Mujeres. Este círculo, como todos los demás, no será igual a los anteriores, las mujeres que vienen son distintas, aunque algunas se lo repiten. Además, he crecido muchísimo estos últimos tiempos y me siento más feliz ¡QUE NUNCA!. Ya son más de 6 años haciendo círculos de mujeres, son 22 círculos cada año … y 10 mujeres en cada uno… Harta experiencia … pero aún falta… cada día aprendo más y siento estoy mucho más hábil para llegar a cada una de ustedes, sólo gracias a que ustedes se atreven a subir el cerro de una manera para bajarlo de otra. El círculo se hace gracias a todas.
 
¡¡¡¡NUEVO CÍRCULO DE MUJERES #MATERNIDAD sábado 6 agosto am EN PUNTO!!!!  
El Círculo de mujeres es un encuentro de mujeres que están pasando por la etapa de crianza, embarazadas o de hijos más grandes. También asisten mujeres que además de ser madre o no siéndolo, están en relación a los niños, es decir, son para cualquier mujer. Y esto es re importante! porque lo importante de un Círculo, es ser MUJER.
Es un espacio para conocer en palabras simples los avances en neurociencias y sus influencia de las relaciones que establecemos en nuestra niñez, entendiendo esto comprenderemos como la relación, el tipo de vínculo que establecemos con nuestros hijos tiene impacto en la salud de nuestr@s hij@s, la nuestra y en la salud vincular. Ellos son presente y serán futuro.
Pero más, hablamos de ser mujer, de nuestra sexualidad, de nuestros trabajos, parejas, sombras y los cambios que venimos viviendo ahora que ya somos grandes, en medio de los mensajes culturales que interceden con nuestras ganas de vivir como realmente queremos vivir. Hablamos de lo bueno y lo no tan bueno de ser mujeres, de las sombras y las luces, de nosotras de niñas, de nuestras madres, de nuestro padre… Es que ser mujermamá nos hace cuestionarnos muchas cosas que pensábamos y teníamos ¡clarísimas! y que luego de ser mamás, ya no tanto… ¡Ideal! Un círculo es una gran oportunidad para redefinir nuestra identidad y empoderarnos, desde un lugar de profunda empatía, respeto, cariño escucha, un lugar que antiguamente siempre existió y que hoy se está rescatando.
Acá hablaremos de las sombras de que arrastramos de la niña que fuimos que se hacen presentes en la mujer que somos, y como nos ensombrecen todavía y a veces, sin quererlo, ensombrecen a nuestros hijos e hijas… acá en el Círculo, vamos a mirar, algunas sombras… se los aseguro. Debes saber que alumbrar sombras no siempre es grato y que a veces, duele un poco, pero te sientes tanto mejor luego de ver algunas verdades que sin saber porqué habíamos negado, guardado… esto es de valientes…
Un Círculo de Mujeres, es intenso, son un poco más de 3 horas de trabajo, donde doy lo mejor de mi… es que un grupo de mujeres merece, siempre, lo mejor de mi. Estar entre mujeres hace tan bien, sobre todos cuando la crianza a veces se hace tan en solitario. Los mandatos, nos han coartado nuestra sexualidad y nos cuesta ser libres para trabajar como deseamos. Los círculos son entretenidos, se pasan volando las tres horas …  Nos presentamos, nos escuchamos, jamás juzgamos y guardamos los secretos que encontramos, incluso alumbramos algunas sombras. Muchas veces nos reímos y otras, lloramos… partimos desconocidas y al final, todas como si fuésemos hermanas! Cuesta que se vayan….

“Te crees dueña de la verdad”

Destacado

Etiquetas

, , , , , ,

caraleslie2015

Postee un artículo donde muchos estuvieron en contra, así como muchos estuvieron de acuerdo. Debo aclarar que a mi me da lo mismo si tu opinas como yo o si opinas distinto a mi, de hecho, si ofreces argumentos contrarios a los míos que me aporten, es decir, si podemos construir un DIALOGO, dia (dos) logo (lenguaje) un lenguaje entre dos, o un nuevo discurso entre dos, me parece un aporte. Podemos construir entre los dos y crecer en conocimiento. Top.

Pero bueno, dentro de las críticas, había una que además de tener contenido agresivo, nada nuevo en las redes sociales, decía algo así como “jajajjaj tu que siempre te crees la dueña de la verdad.” Me ha quedado dando vueltas esa frase. Porque la verdad, es que desde que soy cabra chica que me la dicen. Siempre me he creído dueña de la verdad. Si, es verdad.

Pero ¿de qué verdad? De mi verdad, de la mía y de ni una más que de la mía.

Por ejemplo de niña aprendí gerigoncio, escuchando a las mujeres grandes de mi familia, hablaban así para que los chicos no nos enteráramos de las cosas terribles de las que hablaban, yo me sentaba a jugar al lado de ellas, mientras, paraba la oreja hasta que aprendí, pero no dije nada… me quedé calladita. Pero como siempre he sido boquita de castañuela, luego decía mis verdades, que resultaban ser insolencias absolutas y mentiras para los demás, pero ¡nop! Eran verdades, yo las había escuchado clarito entre las “a-pa-bo-por-to-po”.

Fui curiosa, miré entre las rendijas, y por el ojo de la cerradura, nuevamente la boquita de castañuelas, abría la boca y ¡Zás! ¡cabra insolente! Y yo me quedaba con los ojos bien abiertos, pensando llena de rabia ….”pero cóoooomo si yo lo vi…”, “pero cóoooomo si yo lo escuché clarito…” Claro, pero no había que abrir la bocota, había que quedarse con la boquita callada. Pero eso de que las niñitas se ven más bonitas calladitas, a mi nunca me ha calzado. Hablo, opino, digo … y eso pasó el otro día. Compartí un artículo que coincidía con lo que llevo años estudiando y que además la experiencia familiar directa me ha demostrado y ¡Zás! Las agresiones.

Pero acá voy, es que la personas que han pasado por mi vida diciéndome “es que tu te crees dueña de la verdad” tienen toda, absolutamente, toda la razón.

Mis verdades son una de las pocas propiedades que tengo además de un auto y un par de anillitos, porque la casa en que vivo aún se está pagando. ¡Mentira! El otro día me regalaron un parlante Bose ¿qué tal? ¡Soy riiiicaaaaaaa!

Pero mis verdades, mis ideas, mis sensaciones, mis certezas son mías y esas no pretendo que sean tuyas, me da exactamente lo mismo si piensas igual que yo, de hecho me muero de la lata si me junto con alguien que mis verdades además sean las de esa persona… ¿qué se construye ahí? A mi me gusta quedarme con la boquiabierta y los ojos pegados y las orejas paradas frente al otro u la otra para sentirme seducida por su relato.

Pero si, es verdad, yo tengo algunas verdades que son mías, por ejemplo:

No estoy de acuerdo con la vacuna del papiloma.

Otra de mis verdades es que luego de dar a un hijo o hija en adopción el recién nacido debiera tener derecho al pecho materno, siempre he pensado que los derechos de los más vulnerables están primero que el de los adultos. Es mi verdad.

Otra de mis verdades es que me cargan las personas mentirosas, poseras, falsas, poco espontáneas, las zorras y los zorros, lo que prefieren el caminito corto, a esos, con mi escoba los bajo de mi cerro.

Ah, otra de mis verdades, es que no me gusta la idea de los vientres de alquiler y el concepto de “hijo producto”, me retuercen el estómago.

Saben, encuentro que las mujeres seguimos siendo discriminadas y violentadas en tanto cuerpo, sexualidades, embarazos, partos, lactancias, crianzas, trabajo y que somos las mujeres profesionales independientes tremendamente maltratadas ante la ley a la hora de una separación. Esa es otra de mis verdades.

Podría seguir, pero no tengo tiempo, mañana viajo a Puerto Montt y Puerto Varas a hacer Círculo de Mujeres y a un seminario sobre Crianza Consciente. Pero tengo muchas verdades que he ido construyendo desde lo que mi cuerpo siente, la experiencia, lo que he visto, leído, estudiado, oído, escuchado, vivido en soledad y en vínculos con otros y a mis 42 años ya me he armado de algunas verdades, que sospecho, más de algunas modificaré. Cambia todo cambia, como dice la canción.

Lo que encuentro raro, casi con pérdida del sentido de la realidad, es que se diga “te crees dueña de la verdad de todo” , o que yo quiera imponer una verdad. Es como que da rabia que una mujer tenga una opinión clara y segura de algo, y más si esa mujer tiene la “pura care cuica…” y mira directo a los ojos. Parece que ahí pasa algo. Cuando la que emite el discurso, mira firme mira a los ojos, habla espontaneo y directo, no miente, es espontánea, no miente, se contradice de vez en cuando y se acepta aunque muchas veces le duela vivir. Y además lo dice. Parece que esa terrible espontaneidad, molesta.

Vamos a aclarar. Yo en mi muro, posteo lo que quiero, sigo siendo boca de castañuelas y #piensoconlosdedosenelteclado , comparto lo que me da la gana, generalmente lo que tiene que ver con mis intereses. Ya ven que de modelos de autos no posteo.

Objetivo: INFORMAR.

¿Para qué?: PARA QUE ARMES TU PROPIA VERDAD.

Fin: TEN TU IDENTIDAD, TU YO ESPONTANEO, SE TU. #Freepeople

Si yo pensara que soy dueña de alguna verdad, estaría dedica 24/7 a la investigación y ¡nop! Trabajo medio día para poder criar a mis hijos y hacer otras cosas, a eso le llaman conciliación laboral. Amo hacer Círculos de Mujeres, atender pacientes, estar con la gente que amo y ¿saben? a lo más fui una de las líderes del Movimiento del Postnatal en Chile, ¡ah! Y escribo en un blog revoluciondelamor.cl Y si hubiera investigado algo y fuera dueña de alguna teoría o investigación (sólo tengo algunas tesis) me creería la raja y capaz que no me motivaría estar en Facebook, estaría en otros lugares, lamento desilusionar. Aunque a mi me encanta, todavía.

Ahora si que te voy a tirar una verdad absoluta: la leche materna alimenta siempre, y nunca, nunca, nunca hay que golpear a los niños ni a las niñas. Esta verdad quiero que la hagas tuya. Y una más: se libre.

Leslie Power

Psicóloga Clínica

Quiero que seamos mujeres libres.

Destacado

Etiquetas

, , ,

yo

Se acaba de ir una paciente quien desarmada en el sillón lloraba y me decía: “no soy feliz, no me gusta cambiar pañales, quiero arrancar de mi casa, ya no canto, no leo, no hago nada de lo que me gusta…”

La semana pasada, otra mujer preciosa me contaba con una cara de cansancio que ya no daba más … “¡y como no!” le dije, “si este año ha sido tremendo y has estado tan sola, tan sola con los 4” y al decir, “tan sola con los 4”, las dos sentimos y sabemos que un mundo completo se abre y se lee en esa frase, un cuento de terror, una de esas series que jamás reflejan el dolor real que ha vivido, ella, sus hijos y su marido. Ella ha sido muy valiente, desde hace más de un año, no sabemos bien el motivo consciente, pero algo muy intuitivo y certero la llevó a renunciar a un “gran” trabajo, y ha estado con su 4 hijos y está cansada, cansada no sólo porque está criando, si no porque además cría ve y al ver el mundo interno de cada persona que está bajo nosotras, si una ve bien, una encuentra y cuando una encuentra, encuentra.

Otra mujer, que trabaja medio día y el resto del día corre entre supermercado, doctores, ir a buscar e ir a dejar a niños a la casa de amigos, a comprar regalos de cumpleaños, organizar la casa (jardín, perros, cañerías que se rompen, etc, además de venir a terapia y hacerse cargo de una historia de abandono materno y abusos, me decía que se sentía muy cansada, que entendía que su pareja tenía que trabajar y que también entendía que en esta sociedad el trabajo enajena y que los horarios laborales no son compatibles con la crianza. Ella siempre entiende todo. Además me decía que se sentía culpable de que él aportara más que ella y que se quejara de estar cansada, que existen tantas mujeres que lo pasan peor que ella. Seguro su madre antes de ir le dijo que habían niños que no tenían comida y con más problemas que los de ellas, minimizando los de su hija y dejándola a la deriva. Y me quedé mirándola en silencio y le dije, que yo también entendía todo eso, pero que me dolía mucho su historia de niña abandonada y abusada y que sentía que corría y que mientras corría entendía todo para no sentirse y para no parar, y poder abrazar a la niña herida que camina en ella. Lloramos juntas. Y decidimos escuchar y atender a la que estaba escondidita allá adentro sin haber sido atendida nunca.

Las mujeres de hoy, las que me visitan, las de los Círculos que hacen terapia en 4 horas, muchas me quiebran el corazón porque no se dan espacio de amor hacia ellas mismas, no se ven ¡y claro! Si no han sido vistas antes… y acá nos sentamos con un café calentito con canela sobre la leche o con una agüita que caliente el alma para dar paso a escucharse, mirarse, sentirse y dejarse ser y a ver si encuentran desde su máxima espontaneidad a su verdadera mujer y esa mujer la que ya pronto será libre es todo lo que fue y todo lo que es con todos sus corazones rotos y con todos sus deseos y todas sus libertades. La mujer libre es la que sentada llena de lágrimas se desparrama en el sillón y suelta los músculos y se traga sus lágrimas y las encuentra rica cuando caen en su boca y siente el placer de ser comprendida y entonces sus músculos se relajan y abre las piernas como cuando era una niña y suspira grande y hondo… y ahí comienza a nacer la mujer libre… la que se apaña a si misma, la que se comprende y deja de lado la que debe ganar plata porque debe, sin hacer lo que su cuerpo desea hacer con pasión, un trabajo, su oficio con pasión, ahí comienza la mujer libre a caminar cantando las canciones que le gusta cantar y desde donde se puede inspirar para poder luego bailar con sus hijos o por la noche con su hombre o con quien desee. La mujer libre se acepta, así con sus abusos de niña y ya no quiere más abusos por tanto, dice, “no gracias, acá no voy”, “así no me gusta”, “no, no quiero”. La mujer libre no se compra ningún cuento de quien es la mejor madre, si somos todas mujeres criando con una biografía de vida y con discursos de nuestras bis abuelas, abuelas y madres, así como de los hombres de nuestras familias más la sociedad en que vivimos y nuestra biología… ¡por favor! Humildad para criar, humildad para con nosotras mismas. Cada una es la psicóloga que es desde la escuela que se formó, el analista que te tocó, tu psicóloga actual, los libros que estás leyendo, tu historia de vida, tu temperamento, tu personalidad, pues bien, lo mismo ocurre al ser fotógrafa, ingeniera comercial, madre… lo mismo… dejemos la culpa de lado, no nos comparemos con otra mujer, no conocemos los secretos de ella y ella no conoce los nuestros. Sé libre. Y deja libre a las demás.

Movámonos a nuestro ritmo, conozcámonos, tomémonos tiempo para respirarnos, para saber donde vibramos, para saber que todo tiene sus ciclos y que no todo dura toda la vida, busca tus mujeres, tus hombres, tus lugares, tus ropas, tus collares, tus anillos, tu maquillaje, tus olores, tus besos, tus plantas, tu cocina, tu telar, tu escoba, busquémonos y encontrémonos en nosotras no mirando a las otras, ni al pediatra Carlos Gonzalez ni a la Laura Gutman, ni en la “Juanita Perez”. Lee lo que quieras, pero sigue tu mundo interno, que la verdad de todo está ahí, en tus secretos, intuiciones, deseos.

Búscate en tu historia y sé libre… olvídate de las culpas, ya tenemos demasiado.

Quiero que seamos mujeres libres.

Leslie Power

Psicóloga Clínica

La crianza cercana.

Destacado

Etiquetas

, , , , , , , ,

lesliey pollos chicos

La crianza cercana hace que los hijos crezcan sintiéndose acompañados en su desarrollo desde que van en nuestro útero hasta que arman sus propias familias y quizás hasta que somos nosotros quienes ya dejamos de existir. Esto ocurre siempre y cuando con mucho cariño y humildad, caminemos cerca de nuestras niñas y niños y aceptamos sus ritmos sin apurarlos, no les exijamos, por ejemplo, que dejen los pañales sencillamente porque cumplieron dos años y porque ya llega la primavera, si no porque somos respetuosos con la maduración natural de su desarrollo neurológico y no nos compramos los mandatos, ni los deseos de otros, si no porque aceptamos el ritmo y las características de nuestros hijos.
La crianza cercana implica un trato digno, un hablar, ojalá la mayor parte del tiempo tranquilo y si es que se nos escapa algún grito, ser humilde para reconocer que hemos fallado, nosotros y explicar que no es culpa de ellos, que el desorden que se ha armado es porque son chiquititos y su cerebro aún inmaduro y por tanto funciona bastante desordenado todavía, igual que el desorden que han dejado, igual que “la cochinada en el piso”. Mi grito ha sido porque a mi me gritaban o porque la verdad he pasado días terribles. No es tu culpa hijo mío.
La crianza cercana, respetuosa, es empatizar y saber priorizar lo realmente importante. Muchas veces no es tan importante que coman dos helados seguidos, es sábado y podemos saltarnos algunos horarios, de lunes a viernes van al colegio y al jardín prácticamente de noche cumpliendo mil obligaciones. Estoy segura podemos ceder.
Criar con respeto hará que conversemos seguido, nos miremos a la cara y a los ojos y las mamás y papás podamos distinguir rápidamente las emociones y necesidades de nuestros niños y niñas y así pronto podamos ofrecerles palabritas y armarles frases sobre sus emociones, deseos, angustias, penas, necesidades, enfermedades. Estar cerca de ellos, nos permite hablarles y regalarles palabras, un tesoro para el corazón-cerebro. Un tesoro para las relaciones humanas.
Tener a la mamá y al papá cerca, nos permite armar historia, recuerdos, identidad, saber quien soy, qué quiero, qué me gusta, que no me gusta, cómo me gusta que me traten, qué me gusta recibir y como me gusta ser amada o amado.

Es hora de comenzar a bien tratar a nuestros niñas y niñas, ya es momento de erradicar todo tipo de violencia y de dejar de justificar que un golpecito de vez en cuando hace bien, recordemos que nuestros hijos dependen 100% de nosotros no nos han elegido, no han elegido a los abuelos, a los vecinos, a los profesores, menos han elegido a quien los golpea o abusa, a quien les mienten, les deja solo, los abandona… y esos la mayoría de las veces somos nosotros mismos, los que se supone, los más amamos, su mamá y su papá.

La crianza consciente, cercana es fácil, es sencilla, es amorosa, implica menos gasto en dinero, pero si más inversión de tiempo pero es un tremendo SEGURO de vida, de amor y de buen trato para si mismo y para los demás.
Pero lo que más me importa de todo esto, es que los niños y niñas, nuestros hijos que caminan cerquita nuestro y van siendo protegidos, amados y respetados por nosotros, nunca, nunca, nunca, serán mal tratados por si mismos, ni por otros y jamás tendrán un trato déspota hacia los demás.
Leslie Power
Psicóloga Clínica

Me duele el cuerpo entero saber que llevo años viendo en las redes sociales un hashtag #licenciaparacuidar Y NO SE HA AVANZADO EN NADA.

Destacado

Etiquetas

, , ,

leucemia-infantil-mexico

Sin Licencia para Cuidar.

“No hay nada más importante que mis hijos.” “Los niños son el futuro del país.” Pero si nos detenemos a pensar con la mano en el corazón y la otra en la frente, así como pensando y sintiendo al mismo tiempo, bien de verdad ¿qué lugar le damos a los niños en nuestra sociedad?

A mi me asombra y termino asustada como los adultos que un día fuimos niños, se nos fue de la memoria lo mucho que necesitamos a nuestra mamá y papá cada vez que estuvimos enfermos, metidos en un problema en el colegio, cuando algún compañero de curso nos dijo “lento” porque la Miss lo dijo en voz alta frente a todos y eso nos marcó para el resto de la vida, pero como crecimos en una sociedad donde se minimiza todo lo que les ocurre a los niños, nos aliviamos con racionalizaciones como “aaaa no te preocupes, son leseras que dicen los niños”, “en mi época el bulluying no existía, nos sacábamos la mugre y nadie quedó traumado”, “la próxima vez pega fuerte de vuelta no más mijito.” Y no, el niño o niña, lo que espera es que nosotros sus padres, nos pongamos en sus zapatitos y seamos leales a ellos e investiguemos lo que ha pasado, para que no vuelva a ocurrir nunca más. Los hijos y las hijas, esperan siempre que nosotros sus padres seamos sus aliados, en las buenas y en las malas.

¿Cuántas veces esperamos que no sean nuestros papás o mamás los que no nos pegaran? ¿Cuántas veces soñaste con que tu mamá fuera la mamá de tus amigos? Esa amorosa, la que no gritaba como loca, ni pegaba?

Si nos vamos a la mente infantil, no nos vamos a acordar, pero seguro, hubieras preferido quedarte en tu casa a ir a una sala cuna, seguro hubieras preferido ser mecido para dormirte en brazos de tu nana, abuela o de tu mamá en vez del colchón de plástico. Pero bueno, si no queda otra, exactamente, no queda otra, porque la verdad de las verdades, es que parece que los niños y las niñas no tienen un real espacio en nuestras vidas y menos en la vida de nuestros políticos.

Me duele el cuerpo entero saber que llevo años leyendo en las redes sociales un hashtag #licenciaparacuidar #SINLICENCIAPARACUIDAR Y NO SE HA AVANZADO EN NADA. Niños y niñas enfermos graves, de por ejemplo, cáncer y sus madres deben seguir trabajando sin poder cuidarlos mientras se someten a tratamientos durísimos para ver si pueden sobrevivir. Madres que deben optar por el trabajo o el cuidado de sus hijos. Por el dinero para comer y/o cuidar, acompañar, secar las lágrimas y hacer reír a sus pollos enfermos de cáncer.

¡Qué sociedad miserable en la que vivimos!

Personas millonarias, políticos coludidos con grandes empresarios que son capaces de poner la cabeza en la almohada y dormir bien… mientras mujeres madres no pueden dormir sufriendo el dolor diario de no contar con una LICENCIA PARA CUIDAR A SU HIJO ENFERMO. ¡No hay permiso para cuidar a los hijos que una misma parió!

¡Si total, son niños! ¡Si total son mujeres! ¡Que lloren! Que se retuercen de dolor, de hambre de comida, de hambre de angustia…

De pasada, me avergüenzo de mis colegas psicólogos, médicos, neurólogos, que encerrados en sus cuatro paredes de la consulta no son capaces de gritar con furia, que el VÍNCULO DE APEGO INFLUYE POSITIVAMENTE EN LA RECUPERACIÓN DE UN HIJO ENFERMO !cuanto estudio ya lo ha dicho!

Vergüenza siento de vivir bajo leyes injustas con las madres y para las niñas y los niños, y siento mucha mucha pena, por mis amigas que lloran una maternidad desolada y siento orgullo cuando veo a la Mati cantar desde su cama en el hospital en medio de la quimio y a la Julie, pedirme “Leslie ayúdanos con estas causa…con estas marcha …” La Julie es amiga mía … su hija está enferma. Mamás y papás deben contar con el permiso para cuidar a sus hijos enfermos y los niños por DERECHO, deben ser bien tratados, bien cuidados.

 

Leslie Power

Psicóloga Clínica.

unnamed 

Ahora las valientes en la Plaza Constitución #sinlicenciaparacuidar.

Pd.: seguro, hay de los empresarios buenos y de los políticos buenos, pero no han hecho mucho en torno a leyes con relación a la ÉTICA DEL CUIDADO. Apoyo todo movimiento.

Dejo LA DESGARRADORA CARTA DE UNA MADRE QUE SÓLO QUIERE CUIDAR A SU HIJA, ES LA CARTA DE MI VECINA. http://www.elperiscopio.cl/la-desgarradora-carta-de-una-mama-que-solo-quiere-cuidar-a-su-hija/

El cuidado de la salud de madres debiera ser una prioridad nacional.

Destacado

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

fotodeandreabarceló

Las mamás, los papás, las hijas, los hijos y el ESTRÉS.

Este es un tema recurrente. Lo veo en la consulta, en mi familia, amigas y en mi misma. Muchos estamos estresados. Algunos porque tenemos mucho trabajo, porque adaptarnos a nuevas situaciones nos pone muy “nerviosos” y nuestro cerebro requiere trabajo y tiempo de adaptación. Algunos atravesamos por algún duelo. Los niños entraron al colegio, otras están con un recién nacido que lleva 6 meses durmiendo, bueno, como suelen dormir los bebés, más o menos desde nuestra mirada adulta, normal para su cerebro en desarrollo.

Pero cuando las mamás estamos estresadas a nuestros hijos no les viene bien y tampoco les hace bien cuando los papás están estresados. En el caso de las mujeres, en la rápida y exigente sociedad en la que vivimos hoy, las mamás solemos sentirnos agotadas, con baja energía, dolores de cabeza, sin deseos sexuales, solemos comer más por ansiedad o dejamos de comer por falta de tiempo, nos sentimos tristes, desesperanzadas, irritables, mal humoradas, fuera del circuito de la vida y más … y lo mismo puedo describir de los papás, algunos llegan mal genio, se sienten cansados, toman más alcohol de la cuentan, duermen siestas largas los fines de semana, salen a hacer deportes demasiadas horas, se ponen agresivos, algunos se quedan “pegados” en la televisión, no se conectan con los niños ni con su pareja, andan tristes, se alimentan mal, etc.

Si el cuidador principal o persona que más horas pasa al cuidado del hijo o hija, y debo decir, que en mi experiencia personal, quien más lo hace por lo general aún en nuestra sociedad es la mamá y/o una mujer como la nana, abuela, vecina, educadora de párvulos … está estresada, deprimida o pasando por las sensaciones que he descrito anteriormente, el niño o niña lo vive y aquí extraigo del libro “El Amor Maternal, Influencia del afecto en el desarrollo mental y emocional del bebé.” de Sue Gerhardt, investigadora del cerebro infantil además de psicoanalista y psicoterapeuta progenitores-bebé: “ Pero, al igual que ocurre cuando las nubes se mueven alrededor del sol, lo que nosotros podemos posiblemente conjeturar es que el bebé percibe este retraimiento de la madre de manera similar a cuando el sol desaparece detrás de las nubes” (Wellburn, 1980)

Se ha demostrado desde las neurociencias que una madre deprimida, irritable, afecta la manera que el bebé, al ser adolescente y luego adulto manejará su propio estrés. Y también se ha visto que por lo general, una madre irritable, mal genio, estresada, deprimida por lo general, es una mujer que está carente de red social, de apoyo de familia que la pueda sostener de manera eficaz y amorosa. Una mujer estresada no puede hacerse cargo de un mamífero humano recién nacido que llora, porque justamente requiere de alguien responsivo, atingente, sereno y en calma para poder leer las necesidades de sus hijos de cualquier edad, más si es de un recién nacido pero igual de importante como las necesidades un hijo adolescente. Pero si la madre se encuentra sola, sin apoyo, sobre todo de la familia de origen (madre, padre, hermanas y hermanos, es decir los tíos) es muy difícil que esa mujer, pueda sostener bien a sus hijos. Desde ahí que la crianza de nuestros hijos es una responsabilidad de todos y que el cuidado de la salud de madres debiera ser una prioridad nacional.

Si me estás leyendo y tienes a una mamá cerca de ti, pregúntale como está y si necesita algo, y en qué concretamente puedes ayudar. No juzgues, no interpretes, no opines sobre su estilo de crianza, es ella la madre de sus hijos, tu ahora estás, si lo deseas para sostener, para ser leal, para empatizar con la MADRE, tu hermana, tu hija, tu sobrina, tu nieta. Tu, estás para ponerte con la maternidad, con esa parte de la mujer que se supone se venera, festeja, celebra, como lo más importante de una mujer… ¿la estás cuidando?

Leslie Power

Psicóloga Clínica

(foto: Andrea Barceló)

Imagen

#CírculodeMujeres #Maternidad PUERTO VARAS por Leslie Power 7 AGOSTO

Destacado

Etiquetas

, , , , , ,

círculo de mujeres maternidad

¡¡¡ATENTAS PUERTO MONTT, PUERTO VARAS!!

El Círculo de mujeres es un encuentro de mujeres que están pasando por la etapa de crianza, embarazadas o de hijos más grandes. También asisten mujeres que además de ser madre o no siéndolo, están en relación a los niños, es decir, son para cualquier mujer. Y esto es re importante! porque lo importante de un Círculo, es ser MUJER.

Es un espacio para conocer en palabras simples los avances en neurociencias y sus influencias en la crianza, lo que tendrá beneficios en la salud de nuestr@s hij@s, la nuestra y en la salud vincular. Ellos son presente y serán futuro. Y el tipo de vínculo de apego que formemos con ellos será clave para nuestra relación presente y futura.
Pero más, hablamos de ser mujer, de nuestra sexualidad, de nuestros trabajos, parejas, sombras y los cambios que venimos viviendo ahora que ya somos grandes, en medio de los mensajes culturales que interceden con nuestras ganas de vivir como realmente queremos vivir. Hablamos de lo bueno y lo no tan bueno de ser mujeres, de las sombras y las luces, de nosotras de niñas, de nuestras madres, de nuestro padre… Es que ser mujermamá nos hace cuestionarnos muchas cosas que pensábamos y teníamos ¡clarísimas! y que luego de ser mamás, ya no tanto… ¡Ideal! Un círculo es una gran oportunidad para redefinir nuestra identidad y empoderarnos, desde un lugar de profunda empatía.
Acá hablaremos de las sombras de que arrastramos de la niña que fuimos que se hacen presentes en la mujer que somos, y como nos ensombrecen todavía y a veces, sin quererlo, ensombrecen a nuestros hijos e hijas… acá en el Círculo, vamos a mirar, algunas sombras… se los aseguro. Debes saber que alumbrar sombras no siempre es grato y que a veces, duele un poco, pero te sientes tanto mejor luego de ver algunas verdades que sin saber porqué habíamos negado, guardado… esto es de valientes…
Un Círculo de Mujeres, es intenso, son un poco más de 3 horas de trabajo, donde doy lo mejor de mi… es que un grupo de mujeres merece, siempre, lo mejor de mi. Estar entre mujeres hace tan bien, sobre todos cuando la crianza a veces se hace tan en solitario. Los mandatos, nos han coartado nuestra sexualidad y nos cuesta ser libres para trabajar como deseamos. Los círculos son entretenidos, se pasan volando las tres horas … Nos presentamos, nos escuchamos, jamás juzgamos y guardamos los secretos que encontramos, incluso alumbramos algunas sombras. Muchas veces nos reímos y otras, lloramos… partimos desconocidas y al final, todas como si fuésemos hermanas! Cuesta que se vayan…. Brujeamos, nos reímos y nos hacemos inolvidables!
Un abrazo apretado …
Leslie Power
Nuestra tarea es MAYOR!
Mujer mamá de 4 hijos.
Psicóloga Clínica
power.leslie@gmail.com
@powerlesliecl
http://www.facebook.com/Powerleslie

Fechas:

Viernes 7 AGOSTO, 5.00 pm (Puedes llegar 15 minutos antes.)

Dirección: Costanera Viento Sur Parcela 10 Molino Viejo Puerto Varas

circulo puerto varas

Teléfono de CONTACTO para orientación: +56984358498 Erin.

Valor $43.000

Son tres horas y más. Para que calcules el tiempo.
Si quieres reservar tu cupo debes transferir pronto porque se completan rápido y para Puerto Varas, ha habido mucha demanda, luego de los Círculos que hice en marzo!!!
Leslie Power
Banco Chile 0961047890
Rut.10.370.904-0
Y enviar comprobante a power.leslie@gmail.com
Indicando la fecha del círculo. YYYY es súper importante que me mandes un mail desde tu mail a A MI MAIL avisándome de la reserva, de esa manera me queda registrado tu mail para inscribirte.
Con eso estás inscrita Y RESERVADO TU CUPO.
¡Qué emoción! NOS VEMOS!!
Nuestra tarea es mayor y cada día los círculos están más intensos!

Letra Chica en grande:
-UNA VEZ REALIZADA LA TRANSFERENCIA Y POR TANTO, RESERVADO TU CUPO, NO HAY POSIBILIDAD DE DEVOLUCION DEL DINERO, a menos que otra mujer ocupe tu lugar y para eso lo organizas tu, es decir, tu puedes publicar en mi muro que no puedes asistir a tal círculo y que vendes tu entrada. Se completan tan rápido que al reservar tu cupo dejas fuera a otra mujer.
Los hijos son siempre bienvenidos en mis círculos y en mi vida, asegúrate de que no estén enfermitos ni recién vacunados para que puedan disfrutar del círculo. Si tu hijo o hija ya es un caminador, lo más probable es que quiera explorar y tu no puedas ser parte del círculo, quizás por experiencia, es mejor dejarlos en casa con su papá o alguien que los quiera y cuide.

NOS VEMOS!!!

El Lobo feroz del bosque, Karadima es uno más, hay muchos.

Destacado

Etiquetas

, , , , , , , , ,

11205151_374867832706558_6852922661113480071_n

“El Bosque de Karadima” una película imperdible y necesaria para abrir los ojos, para que lata el corazón, para ponerse en el lugar del otro, en los propios nuevamente, para prevenir ABUSO SEXUAL INFANTIL (ASI) y para los adultos que hayan sido maltratados y abusados sexualmente, se atrevan a hablar, es crucial, hablar para poder reparar, olvidar y avanzar.

“El Bosque de Karadima” es una película que nos dice que así como hay curas perversos, hay tíos, papás, mamás, abuelos, profesores, médicos, por tanto, es una tremenda invitación a estar a día a día ATENTOS A NUESTROS HIJOS E HIJAS, día a día, difícil con las jornadas extensas de trabajo, con nuestras propias pesadillas y propias evasiones, pero bueno, al menos es una invitación a repensar en lo que estamos. Es una película que nos recuerda que estar atentos a nuestras hijas e hijos es mirarlos con el alma, el corazón, los ojos, tocarlos con las manos suaves, abrazarlos, acunarlos, ofrecerles espacios para cada vez que quieran hablarnos, tengan miedo, necesiten que los miremos y acurruquemos.

Esta película nos da la oportunidad de conversar en familia y con amigos sobre el trato que le ofrecemos a nuestros hijos, a jamás golpearlos, humillarlos, menos ignorarlos. Es una película que nos invita de manera urgente a iluminar, es decir, mirar nuestros propios conflictos para que no sombreen a nuestros hijos, ser honestos con nosotros mismos y atrevernos a mirar la verdad de nuestra biografía junto a nuestros hijos y simplemente a decir la verdad para que NO SE REPITA LA HISTORIA NUNCA JAMÁS. Cuando no se hablan los conflictos, los conflictos se repiten, cuando los secretos familiares quedan en secretos, los secretos son actuados vividos por los nuevos miembros de la familia: es hora de hablar.

Los valientes abusados por el cura Karadima amparado por el vestido-sotana que oculta todo movimiento, nos regalan un camino para que en cada mesa se converse sobre los abusos que en cada familia se viven, porque si, existen… y es hora de pararlos para que nuestros hijos no se conviertan en PRESA FÁCIL DE DEPREDADORES.

La película muestra claramente como un niño al carecer de amor materno y paterno, y al haber crecido en una familia disfuncional queda HAMBRIENTO de amor, de piel, de abrazos, de escucha y por tanto PREPARADO, LISTO para convertirse en una presa, COSA, moldeable, ABUSABLE al antojo del PERVERSO NARCISISTA: otro hambriento de piel. Ahí comienza el encuentro entre el lobo y el cordero.

¿Por qué si el protagonista ya adulto continúa metido en el círculo del abuso? Porque el cerebro del niño maltratado por lo propios padres queda “configurado” neurobiologicamente para ser presa de nuevos abusadores para el resto de la vida, a menos que, logre nuevos vínculos sanos, con los propios hijos, una nueva pareja sana, un vínculo terapéutico, etc.

“Por un mundo sin abusos.”

Leslie Power

Psicóloga Clínica.

DEJO TEXTO SOBRE PREVENCIÓN ABUSO SEXUAL INFANTILhttps://revoluciondelamor.wordpress.com/2012/06/22/circulo-de-proteccion-frente-al-abuso-sexual-infantil-asi/

NO MAS GUERRA DE MADRES.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Me hablan de que existe el “lado no se que de la maternidad” y que una psicoanalista ha sacado dos planas en diarios oficiales del país tirándome (nos) piedras. Y que ambas mujeres se parecen mucho, factor común: da igual dar pecho a no darlo, da igual estar o no estar cerca de tu recién nacido, fuera las culpas, esto de la hipermaternidad, bla bla bla y más piedras. Bien. Yo con esas piedras me inspiro y construyo. Aunque la verdad creo llegan tarde a esta discusión se tuvo hace 5 o más años cuando fui una de las líderes del Movimiento Ciudadano Postnatal Chile consiguiendo dicha política pública que debe ser mejorada.

Soy mujer madre de 4 hijos y al mismo tiempo psicóloga clínica con postítulo en psicoanálisis relacional intersubjetivo, también activista de Movimientos Sociales (Postnatal Chile, ‪#‎latareaessintareas‬‪#‎licenciaparacuidar‬ ‪#‎lactancialibre‬ ‪#‎minsalsinnegocio‬ etc)

Más allá de quien sea, acá lo que me importa decir, es que a mi nadie me ha obligado a ser madre, veo que existen muchísimas madres y mis Círculos de Mujeres se llenan de madres y por tanto no logro entender que exista una supuesta “guerra entre madres”, cuando leo eso, abro los ojos y veo que quien lo diga, se sitúa en un lugar machista y patriarcal, ese es justamente el de la guerra. Lo mismo me pasa cuando leo o escucho las “pro y las anti lactancia”, ¿cómo es posible exista alguien en la vida anti lactancia? o lo mismo ¿cómo es posible exista alguien pro lactancia? es como ser ser humano y no suicida. La leche materna es para los recién nacidos hasta los dos años y más si la madre y el niñx lo quieren, así como la alimentación sólida es para los adultos sanos si es que no estamos enfermos y requerimos una alimentación especial, así como un recién nacido requerirá de una alimentación especial si lo requiere y para eso el Estado y sus políticas públicas deben ser claras: leche de fórmula para el 10 % aproximadamente de la población y políticas públicas que apunten a la salud del niñx y de la mujer. Y de esto hablamos cuando se nos ha ninguneado por un trabajo serio y ético que hemos hecho desde el Movimiento Postnatal con relación a la introducción de una política pública por parte del Ministerio de Salud del Gobierno de Chile con relación a la incorporación de una cantidad injustificada para un estudio que no se terminó de leche de fórmula .

Recordemos que dar pecho no es sólo beneficio para el recién nacido hasta los dos años, también es beneficio para la salud de la mujer, negar eso es ignorancia. Y no entregar esa información es aún más machista y perjudicial hacia la mujer, porque la información sobre su salud y poder elegir nos hace libre y eso es igualdad y libertad, por tanto feminismo.
Entonces, decir: “no dar pecho es liberador… nos hace libres” es un contrasentido patriarcal. No dar pecho nos puede enfermar, no experimentas lo que la mayoría de las mujeres dicen sentir (largo de explicar acá pero es mezcla de placer, empoderamiento y también de displacer, algo parecido a hacer el amor). Pero bueno es cosa tuya quedarte en el feminismo antiguo, ése que te quiere dejar atrapada en en una libertad prometida que no es más que un nuevo encierro, así como cuando las mujeres tenían prohibido leer, porque alguien se los prohibió. En este caso, hay ciertas personas que porque han fracasado en sus propias lactancias, no les ha gustado, les ha dolido y no han podido cicatrizar esas heridas y las comprendo porque ¡pucha que estamos solas en esto de la maternidad! y la falta de profesionales en temas de lactancia son escasos y la mayoría de los pediatras no sabe nada de lactancias al mismo tiempo que el bombardeo publicitario de las transnacionales de los sucedáneos de la leche de fórmula es en extremo potente y nosotras hemos nacido bajo una fuerte influencia publicitaria que nos ha hecho perder en cierta manera nuestro foco no sólo en la maternidad si no que en nuestra identidad de mujeres. Una tremenda crisis que antropólogos, sociólogos, psicólogos, psiquiatras, etc trabajan con el fin de reducir los altos índices de abusos sexuales y trastornos psiquiatricos en las mujeres (ver Miss Representation, documental; Netflix) Pero bueno, no me quiero perder del punto, no porque algunas hayan fracasado o hayan elegido conscientemente no dar el pecho, implica que levanten una bandera de lucha para que otras se sumen a restarle el mejor alimento a los niñxs y a perderse, como mujeres, los beneficios para la salud que tiene dar leche materna. Eso no me parece que sea adecuado. En otras palabras, no porque yo haya tenido una cesárea con mi tercer hijo debo hacer una promoción de las cesáreas, no, eso es una intervención quirúrjica que tiene mayor posibilidad de muerte que un parto pero que son bienvenidas, así como la leche de fórmula, ya que salva vidas en caso de emergencias.

Y esto no es caer en el discurso biologicista, ya verás que difícil la tenemos las madres que queremos conciliar familia, trabajo, crianza, amigas, amante, deporte, lectura, etc. Todo ser humano es biología y cultura y sin duda alguna las mujeres hemos sido mal atravesadas por la cultura machista, que vuelvo a repetir en muchos ámbitos no se pone en nuestros zapatos y quedamos SOLAS (MATERNIDAD, corresponsabilidad en la crianza, horarios laborales dignos, acoso laboral, etc etc)  de eso si estoy segura y ojo, que hay hombres muy sabios, como hay mujeres que nos hacen un flaco favor, porque como dije arriba no veo guerras entre mujeres, lo veo sólo en ALGUNAS mujeres periodistas, psicoanalistas faranduleras, las del lado no se cuanto de la maternidad, algunxs ginecologxs, algunxs pediatras, algunxs abogadxs, profesores, apoderadxs de curso que se pegan unas pataletas cual adolescentes fueran. De esas que yo llamo “El caminito corto”. La que paso a explicar a continuación:

A mi nadie me obligó a ser madre, gesté, parí y me nació darle pecho a mis hijos , así como me ha nacido criarlos como he podido, como dicen por ahí con toooodas mis luces y mis sombras, intentando estar más iluminada que sombreada, para eso: continuo estar consciente, más que papanicolau, mucha meditación para ver como vamos haciendo camino al andar y claro, sospecho la he ido embarrando al mismo tiempo tiempo que he ido reparando; además sé que lo niñxs no necesitan padres ni madres perfectos, pero si que pongamos límites claros, amorosos, entregando información, estando. (tema de otro post) El punto es que a mi nadie me ha obligado a ser una mamá, como nadie me ha obligado ser la psicóloga que soy que amo mi pega, ni la activista que soy, ni la amiga que soy, nadie.
Es decir nadie me ha impuesto nada, como hay mujeres que dicen que otras les imponen. Lo que encuentro lo más curioso que hay. ¿Cómo es posible que a una mujer adulta alguine le venga a imponer algo? ¿Cómo es posible que porque una mujer exponga en un muro de facebook los avances en ciencias en lactancia o en los efectos de los golpes en las conductas de los niños y niñas, se puedan sentir que se les impone un cierto tipo de conductas? Si yo leo algo en una página del tipo que sea y no me parece, sigo de largo, pero  a mi nadie me impone nada que yo no esté de acuerdo, es decir, me considero lo suficientemente segura para poder tomar mis propias decisiones y cuando leo algo que me hace ruido, me tomo tiempo, medito, lo hablo con alguien de mi confianza y elaboro. Que una mujer adulta se sienta culpable porque otra escribe algo, o que le impone por sus escritos, me parece le entrega mucho poder a esa persona, lo que habla de que esa persona se ubica en un plano de niña, es decir de lo que busca el patriacarcado, infantilizarnos.

Nadie me obligó, sin embargo para poder conservar a mis amigas debo hacer ciertos deberes, así como para trabajar debo actualizar mis conocimientos y supervisar mis casos clínicos, así como debo continuar mi terapia personal para poder distinguir mis conflictos personales de los de mis pacientes, o para cuando escriba y las personas me lean no esté hablando desde mi EGO y desde mi herida no elaborada. Nadie me ha obligado a tener pareja, pero para tenerla debo hacer ciertos esfuerzos de tolerancia, negociación, hasta incluso pedir con el dolor la separación. Volver a conocer a otra pareja, estar, negociar, transar, tolerar, angustiarme y no correr a la primera de angustia. Y como dije antes nadie me obligó a ser madre y al serlo me di cuenta que al llegar a las 41 semanas y un poco más comenzaron las contracciones y no había vuelta atrás había que parir y cuando nació mi Camila, la quise amamantar y a pesar de las grietas y la sangre y su dolor correspondiente, y las angustias correspondientes, sospeché que era parte del proceso y mientras veía tele y me aparecía una guagua rubia preciosa con una madre rubia preciosa que decía “Nestlé es tu mejor comienzo”, yo miraba y continuaba con lo que me nacía, punto, pero al mismo tiempo me preguntaba, cuántas caerán con esta publicidad, tenía 24 años. Cuando mi pediatra con mi tercer y cuarto hijo me dijo que debía darles relleno porque estaban bajo peso, yo dije ok, y me largué a buscar a mis amigas asesoras de lactancia y ahí están los dos, perfectos sin ni una gota de relleno. Nunca tuve una lactancia sin angustia, quien diga que dio pecho sin angustia no le creo. Y quien tenga la desfachatez de venir a decir que es mejor dar una leche de fórmula en vez de dar el pecho con angustia, quiere decir que nunca en su vida dio pecho o sencillamente no entiende nada de lo humano. Porque es absolutamente normal angustiarse dando pecho, como te puedes angustiar en una conversación, haciendo el amor, comiendo un sándwich. La vida está llena de procesos angustiosos, ansiosos, irritantes, envidiosos y no por esos, llegas y arrancas, te tomas una botella de vino o te bloqueas a punta de ravotril o rice que está de moda. No pues, ese es el camino corto. El que nos ha venido la publicidad, la farmacéutica, el patriarcado. ¿Quien dijo que el camino de convertirnos en madre iba ser un camino que no iba a involucrar angustias? Claro que involucra angustias, y dar pecho es a veces fome, aburrido, doloroso angustioso, como es también placentero, rico, amoroso, enriquecedor, para volverse loca de amor, lo más rico del mundo, relajante, es todo al mismo tiempo y por separado.

Es como trabajar, trabajar también “le lleva” problemas, angustias, y no por eso uno corre y le dice al jefe: ¿Sabe? ando re angustiada, me mando a cambiar, le dejo a una suplente por unos días que va a rellenar mi espacio. No, eso por lo general no lo hacemos. Tampoco lo hacemos con nuestra pareja. Pero ¿por qué con nuestros hijxs? Porque nuevamente nacimos en una cultura adultocéntrica propia del patriarcado. No es culpa tuya, ni de nadie, pero podemos pensarla. Eso significa que se abusa de la parte más débil, de los que no hablan…

Claro que se puede dar una mamadera con amor, si, es verdad, puedes darla, de hecho eso es lo que se recomienda desde los que trabajamos en el área, pero también es mucho más fácil delegarla y cuando haces eso, dejas de estar. Pero es tu opción y ahí nadie te juzga, a menos que tu lo hagas contigo misma. No seas cruel contigo, ni con las demás, elabora tu duelo. Nadie te juzga, nadie. Pero no hagas una campaña para que los demás recién nacidos no tomen su mejor alimento porque tu no pudiste o no quisiste darlo ¿no te parece? o

Pero ser madre o ser padre no es tarea fácil, es una tarea de ADULTOS y no de adolescentes pataletudos que a la primera de frustración, ¡¡portazo!!. Es como cuando un profesor dijo una vez “¿y quien dijo que la vida era fácil?” y yo lo miré fijo y le contesté desafiante: NADIE. Y nadie, pues. Si vivimos en una selva de mamíferos humanos atravesados por la cultura (económica, publicitaria, conflictos familiares, etc) que nos hace la vida re complicada, pero bueno, hay que vivirla y bancáserla, de la mejor manera posible pero cada uno sin PASAR A LLEVAR AL OTRO.Y acá me paro y me tomo tiempo para escribir. Hay colegas a las que les leo sus libro, me intereso por ellas, las recomiendo incluso, hasta que se recibe planas de odio ¿para qué? ¿Cuál es el objetivo? ¿Una guerra? Pido por favor, me bajen de ella, no quiero estar ahí. Quiero seguir avanzando en los Movimientos Sociales en los que trabajo por los niñxs y las mujeres y ojalá seguir consiguiendo leyes para protegerlas de verdad.

Entonces,

Camino corto: no pienses, no te hagas preguntas, se ego-ista, adultocentrista, delega. Toma argumentos fundamentalistas para atacar al otro. Salta las leyes. No informes adecuadamente, aprovéchate de tus recursos y pitutos. Tira bombas, destruye.

Camino largo: las cosas, las relaciones importantes tienen trabajo por hacer, requieren tiempo en calidad y en cantidad. Pregúntate aunque te cueste, aunque te tome tiempo. Hay muchos sentimientos de por medio. Hay que elaborar. Respeta las leyes. Meritocracia.

En resumen: las que hablan de la guerras de las madres, las que andan disociando a las mujeres en bandos, creo, están pegándose unas pataletas que debieron haberla hecho a los 15 años en sus casas con sus padres, si es que habían padres.

Los adolescentes son así, algo no les parece y ¡Zas! el grito, el portazo, la falta de reflexión, la curadera y luego el llanto desde la herida…”es que nadie me comprende…ellos son los malos…” y eso creo que hay tras estas mujeres que dicen ir contra las otras del bando de las no sé cuanto… porque ya no sé de que bando son cuales. Pero las “anti teta” o “las terroristas de la teta” como dicen por ahí, cosa que me carga, sospecho escriben o hablan desde la herida, desde la envidia, desde lo que no han podido dar o desde lo que no han podido recibir o sencillamente tratando de justificar su falta y desde ahí, cual guerra, tiran sus bombas. Y realmente es perverso, porque negar los avances de las neurociencias A. Bolwlby, Winnicott, Ainworth, Stern, Schore, Sieguel, Gerhardt, Knoblauch, etc etc etc, es sencillamente irresponsable, también es irresponsable decir que hablamos de la crianza con apego cuando hace años que venimos diciendo que la crianza no es con apego, es decir, se nota que de neurociencias y de apego, nada de nada sabe, pero tribuna tiene. Eso es perverso. No logro entender que entre colegas y entre mujeres se trate tan mal. ¿Cuál es el objetivo?

Yo les recomiendo, un proceso de silencio, de lectura, de información, de respeto y de unión, somos todas mujeres y a todas nos ha ido re mal en esta cultura, que tal si nos ponemos de acuerdo en no hostigarnos unas a otras, cosa que me parece de lo más feminista que hay. Regalarnos información como por ejemplo decir que la lactancia es un bien común para la salud de los niñxs y para el cuerpo de las mujeres (revisar OMS) y por ende para la sociedad completa, es ecológica, gratis, debiera ser algo a discutir por hombres y por mujeres, requiere de adecuación de los ambientes exteriores de la sociedad y por ende de mujeres y hombres feministas y pro niñxs que luche por políticas públicas por la ética del cuidado:

– postnatal extendidos para madre y padre.

-visibilización de los derechos de la niñez o infancia

-corresponsabilidad real

-jornada laboral flexible

-salas cunas en los lugares de trabajos de padre y/o madre

-conciliación familia/trabajo/persona

-restricción a la publicidad sexista

-jornada escolar respetable a los derechos de los niños.

-educación sexual en los colegios

Cuando las mujeres que atacan a otras estén al servicio de la comunidad, yo les daré la mano, pero cuando no, me motivan a escribir textos como este, que espero sirvan al menos para la reflexión.

El derecho de la mujer a vivir la maternidad como quiera, para mi, no sé si para ti, pero para mi es cuestionable, primero por que existen los DERECHOS FUNDAMENTALES DE LOS NIÑOS creados por la CONVENCIÓN INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS la que Chile suscribió, pero mucho antes, porque para mi, siempre siempre siempre los derechos de los niños y de las niñas, es decir de nuestros propios hijxs, están por sobre los derechos de los adultos, eso en palabras simples, por ejemplo en el tema de la maternidad yo creo corresponde darles el mejor alimento por derecho, la leche materna, ahora bien si no se puede por S.O.S bienvenida la fórmula. Me parece que el recién nacido requiere contacto muy cercano con su cuidador principal, requiere amor, calor, voz, meceo, cariño, amparo, sensación de que se le quiere por sobre todo en el mundo y para toda la vida. Creo que ese es un mínimo, es el “desde” que se le puede ofrecer a un recién nacido mamífero humano, como para que pueda ser un adulto empático y no disfrute destruyendo a otros. Si no estás de acuerdo con eso, creo no tenemos mucho que conversar, pertenecemos a otra tribu. Pero mi tribu no quiere pelear, nos sentimos felices cuando los niños y las niñas están felices y sé que en tu tribu hay niñxs por lo tanto siempre serás bienvenidx.

Leslie Power
Psicóloga Clínica

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 16.596 seguidores