Etiquetas

, , , , , , ,

Lindas todas…. diosas

Cómo van? Cómo se mueven las sensaciones de los círculos …

Cómo van sintiendo el círculo…. los círculos (porque a algunas se les quedan gustando tanto que quieren más y más)

Se han cansado, aburrieron, angustiaron, esperanzaron, sellaron, escaparon, negaron, disfrutaron, se alegraron? Qué les ha pasado con los círculos. Se enojaron, les dio rabia, se fueron indignadas? Se angustiaron pero al mismo tiempo se les abrió una ventana y entraron nuevas posibilidades? Se empoderaron a pesar de mirar nuevamente la niñita que estaba sola y asustada en el caos en que vivían?

Se empoderaron?

Tomaron nuevas decisiones? Comenzaron a hacer lo que de verdad, desean hacer? Pudieron mirar más fácilmente los mandatos de los demás,  ya no como niñas sumisas y obedientes dejando de escuchar nuestro cuerpo y el de nuestros niños para dar paso al deseo del otro? Vieron ya el patriarcado… se lo siguen tragando?

Cómo están? Cómo se siente quererse con todas las luces y las sombras juntas? Cómo se siente bien tratarse? o cómo se siente sentir que estamos adictas al maltrato? a ese mismo que nos dieron de niñas…. Cómo están?

Cómo va la intuición???????????

Se convencieron de que pueden parir, dar pecho o no darlo desde la libertad de exigir la información verás que merecen?

Han aprendido a decir que necesitan ayuda? Han contado con ayuda?
Han dejado de exigir lo que nuestros padres no nos dieron a nuestro marido, pareja, hermana, vecina….?

Cómo van?

Les mando un abrazo a cada una. A la niña que somos y a la mujer loba que también somos y a la mujer sabia que seremos (porque ojo, que es preferible convertirse en una vieja sabia a convertirse en una vieja de mierda, #inmyopinion)

La crianza respetuosa a nuestros hijos, se topa con y es al mismo tiempo, respetarnos a nosotras mismas.
Criar respetuosamente es respetar los deseos, ritmos y diferencias de cada uno de nuestros niños, pero para eso, debemos tener la experiencia de respetar nuestros propios deseos y ritmos… ahora… no mañana, ahora. Por supuesto que es fundamental darnos tiempo para escucharnos y re descubrir esos deseos que tuvimos que reprimir.

Criar respetuosamente es sencillamente ser honesta y aceptarnos tal cual somos… unas niñas a veces miedosas, inquietas, acusonas, llenas de pecas, narigonas, flaquitas, gorditas, tímidas, líderes, sensibles… da igual, pero aceptarnos con toooodas nuestras luces en la consciencia y todas las sombras de nuestro inconsciente. Eso es es aceptarnos con mucha compasión y amor. De esa manera, cargaditas de cariño, podremos desesperarnos menos con los llantos, pataletas y demandas de nuestros hijos… así podremos comprenderlos, aceptarlos y bien tratarlos. Es circular … es un círculo.

Va mi abrazo con mi corazón medio agitado…

Leslie Power

Anuncios