Desde hace unos días se viene viralizando en las redes sociales un video que muestra cómo un médico en pocos minutos logra rotar a un feto que viene en podalica a una presentación cefálica. ¿No lo han visto?, aquí se los comparto.

El procedimiento del cuál hablaré se llama versión externa a céfalica, y consiste en desplazar suave pero persistentemente la cabeza fetal hacia la pelvis materna, mediante la manipulación del cuerpo fetal por la superficie del abdomen materno. (ver foto)

Captura de pantalla 2014-06-30 a la(s) 10.32.56

En la actualidad, la VEC es utilizada como una  intervención clínica para lograr reducir la tasa de cesáreas, considerando el costo y las complicaciones a corto y mediano plazo de esta vía del parto, en comparación con la vía vaginal. Y considerando además que el parto vaginal en podalica se asocia a mayor riesgo de morbi-mortalidad perinatal que el parto por cesárea, en estos casos. De ahí que se haya planteado entonces la solución de mejor rotar a las podalicas, para así intentar partos vaginales.

La VEC debe realizarse siempre que la mujer desee optar por un parto vaginal y en condiciones seguras para ella, esto considera un establecimiento de salud acreditado y un profesional competente. La VEC debe realizarse con apoyo ecográfico (como muestra el video), se pueden utilizar soluciones hidratantes para el abdomen, así como tocoliticos asociados analgesias regionales (ojo, se pueden utilizar, no es un requisito para el procedimiento). La edad gestacional para realizar este procedimiento va desde las 33 hasta las 37 semanas, algunos protocolos nacionales sugieren que la edad optima para realizarlo sería a las 36 semanas.

Chile hace unos años, participó en un estudio internacional en el que participaron 68 centros de distintos países. Nuestro país aportó con 5 instituciones: Hospital Clínico Universidad Católica, Hospital Clínico Universidad de Chile, Hospital San Borja Arriarán, Hospital Parroquial de San Bernardo y Hospital Padre Hurtado. Lo anterior lo señalo para destacar que Chile tiene experiencia en estos procedimientos.

Las cifras de versión exitosa fluctúan entre 40 y 70%, siendo de 46% en primigestas y de 72% en multíparas, de acuerdo a una revisión sistemática  en Cochrane Library. En nuestro país la Clínica Alemana, una de las instituciones que realiza este procediimento,  ha reportado una  tasa de éxito del procedimiento de 67% en multiparas, y de 58% en primigestas.

La VEC, basado en una revisión sistematica reciente, reporta como complicación más frecuente una alteración transitoria de los LCF en 5.7%. Mucho más abajo se comunica un monitoreo fetal patológico en 0.37%, hemorragia vaginal en 0.47%, desprendimiento prematuro de placenta normoinserta en 0.12%.; la incidencia de cesáreas de emergencia fue de 0.5%. La mortalidad perinatal fue de 0.16%. Es decir, complicaciones asociadas existen, aunque son muy excasas, y es lo que justifica que el procedimiento deba hacerse dentro de una institución de salud.

Sólo concluyo diciendo que la VEC aparece como una excelente opción para que aquellas mujeres que tienen un feto en presentación podalica puedan optar por un parto vaginal. La evidencia, sin duda alguna, respalda este procedimiento, y la experiencia local también.

Nota: Agradecimientos a Jorge Carrillo, gineco-obstetra del Hospital Padre Hurtado y Clínica Alemana, quién me compartió algunos datos que aquí señalo.

 

 

 

 

 

 

Anuncios