Etiquetas

, , , , , , , , ,

gut

Los niños y las niñas son personas que del útero pasan a los brazos y de los brazos a la mano y de la mano a dar algunos pasos para volver a tomar la mano y subirse en upa, bajarse, correr, volver, ir y venir, hasta que por lo general nunca nos separamos completamente de nuestros padres, sean ellos, como hayan sido.

Muchos niños reciben alimentos, cariños, casa, viajes, educación, apellidos, aunque no todos en este caso, como derechos humanos básicos. Lamentablemente en la selva de mamíferos humanos en la que habitamos, algunos niños reciben además de lo básico, castigos, gritos, ley del hielo, golpes, abusos sexuales, abandonos, terrores, muertes.

¿Dónde? en sus propias casas, calles y en las instituciones del Estado que debieran hacerse cargo de cumplir con el cuidado integral de cada niño y niña quienes son personas en etapa de gestar respeto amoroso hacia si mismo como hacia a los demás. Pero no, no sucede, simplemente porque no se les ha respetado.

Me he encontrado con una frase en negritas que dice: ” “No hay abuso posible sobre un niño o una niña sin el consentimiento de la madre”, lamentablemente, los adultos recién podemos constatar esto cuando somos grandes y tenemos más fortaleza para tolerarlo.” L. Gutman (pg.171 El Poder del Discurso Materno)

Mi experiencia clínica me obliga a decir que muchos niños y niñas abusados tiene plena consciencia sobre el abuso en que están siendo sometido y saben perfectamente bien quien es el abusador. Otra cosa es que lo callen. Eso de la represión y que de adultos se constata, la verdad, es curioso pero sin duda alguna puede ocurrir. Pero la mayoría de los niñxs sabe que no se les debe golpear, tocar de esa determinada forma, hablar así. Los niños y las niñas saben. Y mientras crecen lo recuerdan y lo dicen a otros amigos, lo escriben, dibujan, cuentan a otros adultos, quienes cómplices callan. De adultos pueden que lo hablen con quien tienen la confianza para poder elaborar el o los traumas y sacarle el mejor provecho a la vida en el aquí y ahora.

Lo que esta frase si me obliga a decir y en mayúsculas y negritas es que: ES UN ABUSO QUE SE NOS CULPE A LAS MUJERES – MADRES DE LOS ABUSOS, POR EJEMPLO SEXUALES, QUE ES A LOS QUE SE REFIERE LA AUTORA. NUEVAMENTE ALGUIEN QUE TRABAJA “DESDE PROFESIONAL DE LA SALUD” justamente desde ese PODER DE SU PROPIO DISCURSO DICE QUE NOSOTRAS CONSENTIMOS EL ABUSO SEXUAL HACIA NUESTROS HIJOS. Lea bien ELLA DICE: “No hay abuso sexual posible frente a un niño o niña sin el consentimiento de la madre.”

Quiero destacar que lo que dice L. Gutman es un abuso hacia las mujeres y que se le olvida decir que los hombres padres deben estar presentes, los abuelos y abuelas también, en fin la sociedad completa y para no pelear con L. Gutman, diría que cuando existe un niño abusado, y me refiero a cualquier tipo de abuso, es porque como sociedad estamos consintiendo. Pero que se deje de andar culpando a las mujeres. ¿Ya ven como el machismo del patriarcado a veces es una oveja en piel de zorro?

Invito a las mujeres madre y por su puesto a los hombres padres a leer con lupa y a no tragarse lo que les dicen. Y obviamente a hacernos cargo de nuestros hijos, más allá del tipo de colegio al que van y si van a hablar inglés o no, porque lo que recuerdo que yo e niña lo que más quería era ESTAR con mis padres, que me cuidaran … y es lo que escucho de los niños y niños que son niños hoy.  La niñez se vive una vez y se recuerda en la adultez.

Leslie Power

Psicóloga Clínica

Anuncios